miércoles, febrero 28, 2007

Roma Vertical: viaje a las profundidades del subsuelo

Foro, Coliseo y Palatino: las tradicionales visitas para conocer los vestigios de Roma antigua. Lo ideal es que están en superficie. Sin embargo, no hay que olvidar que la Roma actual es una ciudad sobre otra y no hay lugar donde uno excave que no se encuentre vestigios del pasado. Así, partes del Foro han sido excavadas en las últimas décadas, a ambos lados de la Via dei Fori Imperiali, la avenida construida por Mussolini sobre antiguo campo vacuno de Roma, que tenía sólo una modesta trocha que llevaba a las iglesias que funcionaban en el foro. Bajo la avenida quedarán los restos de algunas de las basílicas y templos, pues esta no puede ser excavada.

Pero ninguno de estos monumentos brinda una genuina sensación de lo que significa que la ciudad imperial de Roma esté seis metros bajo tierra. En otras palabras, ¿donde encontrar restos de Roma que brinden esa sensación de evolución vertical de la ciudad? Como la mayoría de los edificios se asientan sobre las ruinas de la antigua Roma cuando los patios de los antiguos palacios son remozados suelen encontrarse restos que en muchos casos se disponen para visitas (¡Vivo en este palazzo (edificio) cuyo primer piso en un museo!). Es el caso de la Cripta Balbi, que tiene los restos del teatro Balbo, o el recientemente excavado patio del Palacio Valentini, construido por un cardenal romano sobre el templo que Adriano dedicó a Trajano. Pero esto no es lo más genuino.

Hay decenas de libros dedicados a la Roma “soterranea” o del “sottosolo”. Estos describen las decenas de restos de las cloacas aun funcionales, templos mitraicos, catacumbas de entierros cristianos, iglesias, ninfeos, cisternas, hipogeos, etc. que yacen en los sótanos de edificios, parques y calles romanos. Es una plétora de recursos que lamentablemente requieren de extensa restauración para ser visitados. Pero los interesados podrán encontrar varios lugares para saciar su deseo de ver el otro perfil –el vertical- de los monumentos romanos, aquellos que están excavados y techados bajo los edificios de hoy o aquellos como las catacumbas que se encuentran en los alrededores de Roma, donde estaban aislados de los cultos oficiales del Imperio.

El monumento más importante de esa plétora de sitios en que se descubre el subsuelo de Roma es sin duda la Domus Aurea, el palacio de Nerón (del cual disfrutó sólo tres años, después del gran incendio). Se encuentra bajo el parque Opio, dominando el Coliseo. El parque no es más que el techo del palacio. Este no se excavó tanto como que se horadó desde sus entradas en las laderas del parque siguiendo los corredores y recintos del palacio, en los que destaca la inimitable sala octogonal.

Pero no es el monumento más impresionante. Dos sitios abiertos al público brindan una oportunidad muy especial que ver lo más auténtico de Roma antigua: el monasterio de San Clemente y la necrópolis de la via Triumphalis.



El monasterio dominicano de San Clemente se encuentra en el barrio del Celio (pronúnciese Chelio), vecino al Coliseo. Los intereses arqueológicos del cura irlandés Joe Mullooly en el siglo XIX le llevan a descubrir los dos niveles subterráneos de su iglesia que se abren para visitas, creando el lugar más evocativo de la historia de Roma (una joya encontrada por los turistas más rebuscones). La “torta” en un espacio de 20 metros fascinante: al nivel de la calle, iglesia del siglo XII, con los clásicos pisos de “opus sectile” (incrustaciones de mármoles de color) y el ápside con mosaicos multicolores de estilo y motivos bizantinos, que fue construida sobre un ancho relleno que tapó la iglesia dedicada a San Clemente en el siglo IV. Esta guarda importantes pinturas murales de la vida del santo y tercer papa. Esta a su vez fue erigida sobre el relleno que tapó un patio del siglo II (estamos ya unos 15 m bajo la calle) que tenía un templo dedicado a Mitras (foto), una divinidad oriental muy popular en Roma imperial. Lo curioso es la sorprendente similitud entre el mitraismo y el cristianismo, pero es ésta religión con sus basílicas en los antiguos templos que se oficializa para remplazar el culto politeísta romano. No es el único mithreum en Roma, pero si el más sorprendente y accesible.



En el minúsculo territorio del Vaticano se descubrieron los restos de una necrópolis romana dentro de las murallas vaticanas cuando se construyeron sus garajes. Este es un cementerio de los que se construían fuera de los muros de la ciudad, a ambos bordes de los caminos que irradiaban de Roma hacia las provincias. El más famoso de ellos es ciertamente la via Appia, con importantes monumentos como la capilla de Quo Vadis, el circo y palacio de Majencio y la tumba de Cecilia Metella además de miles de otras tumbas. (Un paréntesis al respecto de Majencio, emperador derrotado por Constantino en Ponte Milvio, un puente sobre el Tíber. A él pertenecerían los cetros imperiales encontrados en recientes excavaciones en el foro. Una exhibición recién abierta en el decano de los museos romanos, el Palazzo Massimo, muestra las primeras insignias del poder imperial encontradas. Un tesoro más.)

La vía que partía desde los pies de la colina capitolina y el Templo de Júpiter, que cruzaba el Tíber y se dirigía al norte es la via Triumphalis, una de las más antiguas arterias romanas creada en celebración a la victoria sobre los etruscos de Veio y que fuera usada para las procesiones triunfales. Las murallas aurelianas de Roma incluyeron lo que es hoy el Vaticano, que en tales épocas tenían el circo de Nerón y sus jardines. Fuera de las murallas se crearon los cementerios que se pueden visitar hoy en dos salas cubiertas. Como es el caso de cementerios romanos, las tumbas de ricos y pobres se mezclan conformando un mosaico de urbano miniatura. Pero destacan los mausoleos familiares con los nichos donde se depositaban las cenizas de cada uno de sus miembros. Pero es una necrópolis diversa y se encuentran también entierros de seguidores de Mitras, con sus símbolos del toro, y entierros cristianos enterrados sin cremar.



Y como para optimizar el interés que se pueda tener en el subsuelo romano la Superintendencia de la ciudad presenta estos días una exhibición que promete: “Roma, Memorie dal sottosuolo - Ritrovamenti Archeologici 1980 – 2006”. Se presentan los hallazgos hechos en la ciudad en las excavaciones de obras públicas y algunas de arqueología antes de la construcción de edificios y el nuevo metro. La exposición, sin embargo, promete más de lo que brinda. Por ejemplo, en el texto de introducción anuncia que es una exhibición montada especialmente para los vecinos de Roma (Uno se pregunta entonces, a la pasada ¿las demás exhibiciones de la ciudad son para turistas?). Se desea que los vecinos asimilen como sus barrios han revelado vestigios del pasado a los profesionales de la ciudad y enriquecido su patrimonio. Pero no hay ningún recurso gráfico que permita que los vecinos puedan constatar que esos objetos provienen del fondo de sus veredas, parques y calles. Faltan las fotos que lo documenten. No las fotos arqueológicas que destaquen el objeto, sino las fotos del contexto que resalten el entorno del hallazgo, con el objeto revelado al fondo de la zanja sólo en segundo plano. Para que el vecino pueda decir... “Ah! se halló bajo mi vereda...a la vuelta de la esquina”. Sólo entonces se establece un sano vínculo objeto-vecino-patrimonio.

Pero Memorie dal sottosuolo es, a pesar de este inconveniente didáctico, una colección tan ecléctica como importante: revela con claridad algo que es poco notorio (a menos que uno visite el Museo Etrusco de la Villa Giulia): la ocupación griega y etrusca del valle de Roma es muy importante antes del asentamiento de los latinos. O como ellos mismos venían de la región egea estamos presenciando las primeras aventuras artísticas de los recién llegados a una región con bastante historia: los etruscos al norte sobre la margen norte del Tíber, los de Alba Longa al sur dominando las colinas, los Sabinos al oeste dominando los ríos que bañan el valle. Es una situación étnica complicada en la que después de un par de siglos los latinos salen dominantes, sin duda después de haber integrado a su sociedad las mujeres de los sabinos, los reyezuelos de los etruscos, los hombres de Alba Longa, creando así la estirpe de Roma. (Una historia no muy diferente creo a la de los Incas en el valle del Cusco, es decir de llegar y acabar subyugando a sus vecinos).



Pero es no es más que una muestra de lo que Roma ofrece bajos sus plazas y claro muchos de estos sitios que no se pueden visitar. La asociación Roma Sotterranea que hace prospecciones de los ductos y cloacas de la ciudad ofrece cursos de espeleología y quizás también natacion!


Referencias

· Domus Aurea: Beni Culturali.
· Asociación Roma Soterranea: http://www.romasotterranea.com/.
· Monasterio de San Clemente: http://www.basilicasanclemente.com/; 9.00-12.30 y 15-18 menos domingo)
· Necrópolis de la via Triumphalis: viernes y sábado, guiada, con cita; email: visitedidattiche.musei@scv.va.
· Exhibición “I segni del potere" en el Palazzo Massimo alle Terme
· Catacumbas cristianas y judías (National Geographic Society)
· Galeria Rome Underground (National Geographic Society)

9 Comentarios:

Anonymous Carlos said...

Realmente un paseo mas que turistico, cientifico y entretenido. Solo para ver esos vestigios de lo que fue el imperio mas poderoso de todos los tiempos, me embarco para Roma.
Gracias!

12:27 a.m.  
Anonymous Patricia said...

¡Excelente artículo! He gozado leyéndolo. Concluyo que conozco muy poco o nada de Roma. Habrá que hacer todas esas visitas.

3:38 p.m.  
Anonymous Martin, analista de cuarta said...

Ma, io penso que e un articulo molto interesante. Adeso, Joaquin, Cecilia e io vogliamo andare a Roma e mangare pasta e tortellini. Grazie tanti.

8:05 a.m.  
Anonymous Gabriel Bernat said...

Hola,

He llegado a tu blog buscando temas sobre arqueología andina.

Yo no tengo blog, pero sui una website que actualmente ocupa las primeras páginas de google.com en búsqueda de culturas.

(Compruébalo, por ejemplo, con la palabra "Tiahuanaco"... por delante de wilkipedia!!)

"Culturas Preincaicas de los Andes Centrales".

www.gabrielbernat.es/peru/preinca

Si me enlazas en tu blog yo te incorporo a mi website.

¿Te parece?

Saludos,
Gabriel

8:01 p.m.  
Blogger Domus_Crepundia said...

hola q tal, somos un grupo de arqueólogos de Cartagena que actualmente estamos trabajando en un yacimiento de la ciudad, concretamente estamos en la fase final de proyecto, dibujando e inventariando piezas, hemos decidido colgar un blog donde vamos escribiendo la memoria de la excavación, sería interesante que le echaraís una ojeada y nos comentaís que os parece.


http://www.domuscrepundia.blogspot.com/

el nombre de dicho blog viene de unas piezas que ya tenemos sigladas y que etamos a medio restaurar y parecen ser pequeás columnas y diminutos capiteles, incluso tenemos trozos de cerámica que creemos podrían configurar el suelo, la hemos llamado entre nosotros domus.crepundia ( casa de juguete) de ahi tambien no sólo como dije el nombre del blog si no el hecho de servirnos de la web para ir introduciendo noticias, esperamos poder tener algo más concreto en par de semanas y hacer una vista pública de la pieza.

un saludo.

11:43 p.m.  
Anonymous Send Flowers to France said...

Hey great stuff, thank you for sharing this useful information and i will let know my friends as well.

8:43 a.m.  
Anonymous extreme bondage video said...

Good to know someone I could share my ideas. Looking forward to know and learn some more from you. I'll be glad to share my own thoughts to you soon.

10:29 a.m.  
Anonymous Long Distance Movers said...

Pero ninguno de estos monumentos brinda una genuina sensación de lo que significa que la ciudad imperial de Roma esté seis metros bajo tierra.

5:03 p.m.  
Blogger Rocio said...

Debido a que ya reserve mis viajes roma para las vacaciones, ahora estoy viendo las recomendaciones de otros viajeros que hayan ido y por eso busco en internet sobre esto. Ojala me toquen lindos días

7:44 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home